Tour Virtual a la Ciudad de David (Jerusalén)

Compartir:

Tour por Jerusalén

“Ir David” o la “Ciudad de David” como se conoce en español, es la verdadera ubicación de la ciudad bíblica de Jerusalén que fue capturada por el Rey David hace más de 3000 años. La Fundación Ir David, organización sin fines de lucro fundada en 1986, se dedica a la preservación y al desarrollo de la ciudad bíblica de David y sus alrededores.

La Fundación está comprometida con la continuidad del legado del Rey David y el fortalecimiento del nexo actual e histórico de Israel con Jerusalén mediante cuatro iniciativas clave: excavaciones arqueológicas, desarrollo turístico, revitalización residencial y programación educativa.

Cuando a mediados de la década de 1980 David Be’eri (David’le) visitó por primera vez la Ciudad de David, la encontró en tal estado de abandono y negligencia que las excavaciones que ya se habían hecho en otros tiempos volvieron a quedar sepultadas debajo de basura y escombros. El sitio estaba prácticamente fuera del alcance de turistas por razones de seguridad, por lo que de hecho la primera visita que hizo David’le fue como comandante encubierto de una unidad militar de elite. Inspirado por el registro histórico de descubrimientos arqueológicos que hubo en la Ciudad de David en años anteriores y por las añoranzas del pueblo judío por regresar a Sión, David’le dejó las fuerzas armadas y estableció la Fundación Ir David en 1986.

El recorrido de la Ciudad de David enfrenta a los visitantes con los personajes y los sitios de los textos bíblicos. Por consiguiente, este es el único lugar del planeta en el que sólo se necesita la Biblia como guía.

Esperamos verlo en la Ciudad de David.

admin

admin

www.koltorah.co ofrece un servicio de enseñanza al pueblo de Di-s, redimido de entre las naciones, en la restauración de las raíces hebreas de la fe bíblica.

1 Comment

    • Richard Diaz
      On Marzo 19, 2012 at 7:00 pm

      excelente material, muchas gracias por el link, y que Yahweh le continue bendiciendo

      Responder

  • Deja un comentario