Ministerio Puerta de Esperanza – www.koltorah.co
Retornando a las raíces hebreas de la fe



Recursos Bíblicos

enero 22, 2012

Descarga La Biblia Textual 3ra Edición para E-sword

DESCARGA LA BIBLIA TEXTUAL DE LA SOCIEDAD BÍBLICA IBEROAMERICANA (PARA E-SWORD)

Biblia Textual 3ra Edición

La Sociedad Bíblica Iberoamericana ha podido concretar un antiguo sueño de muchos que sentían la necesidad de tener en castellano una versión de las Sagradas Escrituras con presencia de la fidelidad del texto original y al mismo tiempo que comunicara de modo seguro y comprensible las verdades reveladas por Dios. La Biblia Textual realizada por un equipo internacional de eruditos en las lenguas originales y ciencias de la Biblia, comprometidos en traducir, no lo que el Autor Sagrado pudo haber expresado en castellano, sino lo que El dice en hebreo, arameo y griego.

 

Descargar archivo ejecutable

Biblia Textual en tu móvil

Si quieres leer la Biblia Textual desde tu móvil solo debes entrar al siguiente link: http://m.bibleserver.com/start?translation=41

 

INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA TEXTUAL

Descargue La Biblia Textual

La Biblia es más que un tesoro histórico para ser preservado o un clásico literario para ser admirado y aplaudido. Es algo más que un conjunto de documentos sobre cuya base puedan exaltarse talentos de hombres doctos. La Biblia es la más grande de las obras de Dios. Revela Su mente, expresa Su voluntad y manifiesta Su poder mediante palabras que pueden quitar la muerte y sacar a luz la vida y la inmortalidad en quien lee con fe. El lector de la Biblia debe saber que lo que tiene en sus manos no es un libro que los hombres hubieran podido escribir de haber querido. Su maravillosa unidad, continuidad y propósito y el asombroso cumplimiento de sus predicciones, evidencian el carácter trascendente y sobrenatural de la Obra. Pero tampoco ha de suponer que es un libro que el hombre hubiera querido escribir de haber podido, porque consistentemente habla en contra suya, y sin acepción, testifica contra él exhibiendo sus rebeliones, perversiones y fracasos. Pero si con nuestras mentes adultas consideramos por un momento que vivimos en un planeta visitado por Dios, entonces, las palabras que Él dice alcanzarán una dimensión tal, que al considerarlas será imposible abstraerse del hecho de estar confrontados con asuntos que exceden los límites de nuestra pobre humanidad. Ante esta realidad, no quien pretenda, sino quien humildemente aspire a traducir al Autor Exacto, tendrá que admitir ipso facto las limitaciones y la futilidad que representa el depender de humanas disciplinas, y reconocer que, así como ante el Dios Todopoderoso no es posible acercarse con vanas repeticiones, tampoco ante Su Palabra es posible hacerlo con la locuacidad de un espíritu liberal, como si se tratara con prolegómenos y comentarios propios de diccionarios o enciclopedias. No; ante el Libro hemos de acercarnos con espíritu contrito, corazón hecho alheña y postrada actitud; con fe sencilla y pies descalzos, limpios del mundanal lodo de las filosofías humanas, porque, al fin de cuentas, ni traductores ni lectores juzgan al Libro, sino el mismo Dios.

Filosofía de la Traducción
En la actualidad, las razones de las distintas categorías que pujan por predominar en los enunciados de traducción bíblica son complejas y conflictivas. Abarcan un amplio espectro que comienza con el sistema de traducción literal y concluye en los límites de la llamada traducción dinámica, de tendencia parafrástica. Entre esos extremos, quizá la clasificación más destacada sea la traducción por equivalencias formales del lenguaje. La traducción literal ocupa el primero de los distintos sistemas de traducción bíblica. Sus aportes no pueden ser subestimados pues, aunque en su presentación interlineal no refleja las relaciones sintácticas del idioma receptor, la consulta de vocablos y verbos, así como la coordinación y subordinación gramatical del Original, constituye una herramienta indispensable de traducción. La traducción literaria, es decir, por 
equivalencias formales del lenguaje, trata de orientar sus esfuerzos hacia el texto, o sea el autor, el ambiente y su época. Este sistema de traducción procura utilizar todas las funciones del lenguaje literario, y los reproduce en todos sus aspectos. Sin embargo, bajo estos parámetros y a fin de producir una plenitud de comunicación, en no pocas oportunidades el traductor actúa con una libertad que llega a “levantar” el nivel del Original mismo. La traducción dinámica, por su parte, tiene por objetivo al lector quien, por así decirlo, aguarda que le lleven el texto. Esto significa que durante el desarrollo de la traducción, el texto mismo deberá sufrir una transformación tal, que ubique al lector en las mismas condiciones que se hallaba el destinatario original. Estas versiones cumplen una función importante, pues así como se preparan versiones infantiles de la Biblia, éstas son propuestas para un público sin cultura de lector. No obstante su gran utilidad, la inadvertencia de que se trata de una paráfrasis, eventualmente guía mal al lector al hacerle suponer que lo que tiene en sus manos es la verdadera Palabra de Dios. Finalmente, nos referiremos a la disciplina de traducción observada durante el la cual, debido la simplicidad de su planteamiento por una parte, y a la extensión y complejidad de sus aplicaciones por la otra, quizá sea la más difícil de sintetizar en sus postulados. Lo explicamos diciendo que: Por traducción contextual se define inicialmente una disciplina que a) enmarcada en las reglas que controlan la gramática general del lenguaje, pero b) sin perjuicio de la coordinación y subordinación gramatical propuesta en el Texto Sagrado, c) trasmita toda la intención, fuerza y lucidez del Original, d) defienda su brevedad y simplicidad, e) preserve su pureza, f) respete sus asimetrías, asperezas gramaticales y redundancias, g) valore la riqueza de estilo literario lograda a través del tiempo, y los beneficios que de allí se derivan al retardar los cambios que corrompen el lenguaje, y h) refleje y aplique las conclusiones que por la sana exégesis y trazo surgen de la analogía y armonía espiritual latente en la Escritura. 

Psicología de la Traducción
El cuerpo de traductores, consistentemente, ha fijado su tarea en trasvasar, no lo que el Autor Sagrado pudo haber dicho de haber escrito en castellano, sino lo que Él dice en hebreo, arameo y griego. Esto presenta de inmediato dos problemas que desafían la habilidad y capacidad del traductor: 1. Cómo presentar fielmente el texto en los idiomas originales al lector castellano; y, 2. Cómo presentar el castellano de manera tal que se lea como una obra vernácula y no extranjera; como original y no como una traducción. Sujeto a la consideración de que la solución del segundo enunciado siempre deberá estar subordinado al primero, el traductor debe suponer que sí es posible traducir la jota y la tilde, y tomar en cuenta que cualquier propuesta que no considere la perspicuidad infalible de la Escritura, lo ubicará de inmediato fuera de competencia para tratar con el problema que tiene entre manos. A lo largo del proceso de evaluación de trascripción y traducción entonces, el objetivo principal es lograr una versión castellana depurada, informando y advirtiendo al lector en el aparato crítico a pie de página o en comentario anexo, las razones que asisten para tal o cual provisión textual. El estilo de traducción es que, a) siempre que sea posible, cada palabra hebrea o griega esté traducida por la misma palabra castellana; y, de ser posible, sólo una palabra castellana explique cada palabra hebrea, aramea o griega. En este orden de ideas, con el propósito de ayudar al lector a transitar en lo que sin duda es la obra literaria más compleja del Universo, la Sociedad Bíblica Iberoamericana presenta en su obra, la Biblia Textual, una versión que, en la práctica, determinaron la llamada disciplina de traducción contextual. La valoración literal de la Biblia fue un fundamento firme en la Iglesia Primitiva. Evidentemente, la extraordinaria influencia que el Señor Jesús ejerció en sus apóstoles respecto a su forma de interpretar pasajes bíblicos, tuvo las más trascendentales consecuencias. Ireneo nos da el sentimiento general cuando afirma que… “lo que el entendimiento puede usar diariamente, lo que se puede saber fácilmente, es aquello que se halla delante de nuestros ojos, sin ambigüedad en la Santa Escritura, literal y claramente”. Es por ello que durante el proceso de traducción de esta obra, el Editor ha sostenido como regla infalible que donde una construcción literal se sostiene, lo más remoto de la letra generalmente es lo peor. Si Dios tiene verdaderamente el propósito de darnos a conocer Su voluntad mediante Su Palabra, Él necesariamente tendrá que adaptar su mensaje a nuestra manera de comunicar pensamientos e ideas. Si Dios dio Sus palabras para ser entendidas, es natural que Él emplee expresiones que transmitan el sentido designado de acuerdo con las reglas gramaticales que controlan el lenguaje (que Él mismo inventó) y que, en vez de buscar un sentido que las palabras mismas no contienen, se ha de obtener principalmente el significado que éstas obviamente abarcan, dejando campo necesario para la existencia del lenguaje figurado cuando así lo indica el contexto, según el fin o la construcción del pasaje. Por literal damos a entender la interpretación (y consecuentemente la traducción) gramatical de la Escritura. 

Teología de la Traducción
En estos tiempos modernos, los estudios avanzados de las Sagradas Escrituras y la crítica de su base textual, han demostrado que en el Original hebreo y griego, no sólo las palabras y su orden, sino las mismas letras, se encuentran distribuidas en patrones artísticamente diseñados, ubicados con designio y propósito. Estos avances y descubrimientos crean inevitablemente nuevos parámetros para el traductor responsable, quien cada vez se siente con menos libertad de hacer uso de la exégesis, paráfrasis, interpretación, o aquellos “tan deseados” recursos idiomáticos, los cuales más tarde, casi siempre, exhiben su presencia sólo para guiar equivocadamente, pues terminan alejando a la versión de su más importante propósito: la fidelidad. En este sentido, nuestra experiencia nos ha mostrado que las traducciones más fieles son las más expresivas. Es por ello que, en muchas oportunidades, las traducciones literarias, y mucho más, las de estilo libre o dinámico, se hallan contrapuestas a las formas expresivas del texto sagrado. Las traducciones más fieles resultan en versiones más expresivas, y consecuentemente más relevantes. También ha sido posible apreciar cómo ciertas técnicas de traducción demasiado uniformes, pueden atentar contra la variedad de estilos y niveles lingüísticos de sus autores (no menos de 40), en tanto que la fidelidad a los originales siempre termina siendo una rica veta de recursos estilísticos. Tales condiciones son indispensables para una traducción digna de la Biblia. Obviamente, el uso de los recursos científicos del lenguaje constituyen instrumentos útiles en las labores de traducción, pero en el caso de la Biblia, y a diferencia de otras obras literarias, estos recursos deben considerarse subalternos al momento de decidir la adjudicación final de equivalencias. Los postulados para este tipo específico de trabajo reclaman no sólo aptitudes académicas (que el traductor necesariamente debe ostentar); le exige condiciones que van más allá de la mera erudición lingüística de un teólogo, tales como puedan expresar la esencia de un corazón regenerado. En el ejercicio de las responsabilidades que presenta el ilimitado y sobrenatural campo de investigación y realización de la traducción bíblica, la acertada selección de las distintas palabras de vocabulario, estructuras verbales y más aun, de la coordinación y subordinación gramatical que impone el Autor Exacto se alcanza entonces, no sólo por los dictados de la sociología lingüística, sino por un recurso intuitivo del traductor, que percibe, no por su alto grado de erudición, sino porque ha dado evidencia indiscutible de haber nacido de nuevo, y así recibido la unción que le enseña todas las cosas, en expresión de una vida rendida a su ministerio, no sólo en el conocimiento teórico de la verdad, sino en el ejercicio de la piedad y el temor de Dios. Como un todo, quizá la más concreta definición de lo que hemos dicho hasta aquí, pueda explicarse en rémora de los pasos del Señor Jesús en Su paso por el planeta. Para ese tiempo, existían dos escuelas de interpretación, y ambas, podemos decir con pesar, manipulaban a su conveniencia las Sagradas Escrituras; unos para invalidarla en favor de sus tradiciones, y otros cambiando su significado, siguiendo el arte disoluto y engañoso del alquimista, como pretende hacer con las transmutaciones de la materia, haciendo de cualquier cosa lo que le place, y al final, reduciendo a la nada toda verdad. En oposición a estas “escuelas”, y con la perfección que lo caracteriza, Jesús exhibió un estilo de interpretación que otorgaba la debida consideración a las demandas gramaticales, aplicado en armonía con las dispensaciones divinas, siempre conforme a su contexto, cercano o remoto. Como en todo otro aspecto de Su maravillosa existencia como Dios encarnado, Jesús nos dejó el ejemplo para seguir sus pisadas, y así entender que… ninguna profecía de la Escritura produce su propia solución (2P.1.20) y exclamar con el salmista: ¡La suma de tu Palabra es verdad! (Sal. 119.160). 

Si no tienes E-sword o no sabes instalar este paquete, lo puedes hacer dando click aquí






 
 

 
YomKipur5775_750

Yom Kipur (El Día de la Expiación) ¿Por qué celebramos? – Kenner Ospino M.

Yom Kipur, el Día de Expiación, cae en el décimo día del mes hebreo de Tishrei. Es el último de los Diez Días de Arrepentimiento (Teshuváh), conocidos también como Días Santísimos y Días Temibles (Yamim Nora’im...
by admin
0

 
 
YomTeruah2014_2_750

Yom Terúah (El Día del Trompetazo del Despertar) – Kenner Ospino M.

Yom Terúah es una santa convocación bíblica que nos invita a la introspección, a la reflexión, al mejoramiento personal, al cambio significativo, a la búsqueda sincera de nuestro Padre Celestial, nos invita a abandonar nu...
by admin
0

 
 
ElProfetaComo_Moshe_750

El profeta como Moisés – Kenner Ospino M.

El libro de Deuteronomio (D’varim) 18:15-19 nos habla de la obra que haría el Eterno al establecer un profeta como Moshé, al cual todo Israel debía obedecer, en virtud de que las mismas palabra del Creador estarían en su ...
by admin
0

 

 
Yeshua_Existio_750

Yeshúa ¿Existió Realmente? – Dr. Dan Ben Avraham

En ciertos círculos hay algunas cosas que se afirman contra la existencia histórica de Jesús/Yeshúa. Algunos afirman que no existen menciones sobre el Jesús histórico en textos paganos de su época (el judaísmo del Segun...
by admin
0

 
 
SiPrestasAtencion_750

Si Prestas Atención – Kenner Ospino M.

El Eterno ha dado promesas a Su pueblo, pero no siempre el cumplimiento de estas depende de lo que él ha determinado entregar, también pone en nuestras manos diferentes responsabilidades. La Parashá Ékev (Deut. 7:12-11:25) ...
by admin
0

 
 
ConTodoDeseo_Alma_750

Con Todo El Deseo del Alma – Kenner Ospino M.

Los sacerdotes y levitas de Israel recibieron uno de los privilegios más grandes que algún ser humano haya podido poseer jamás. Descubre a través del estudio de la Parashá Shoftim (Porción de las Escrituras llamada “Jue...
by admin
0

 




One Comment


  1. dalila jimenez

    Magnifico aporte, Dios les bendiga



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Debes habilitar javascript para ver el captcha aquí.

Lo último
 



 
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube