Bendito Sábado

Bendito Sábado

Compartir:

Shabat_Bendito_600

«Entonces bendijo Dios el séptimo día y lo declaró sagrado, porque en él cesó de toda la obra que había hecho en la creación».  (Gén 2:3).

Cada vez que leo esta cita bíblica pienso en tantas cosas, que por ser muchas no las puedo describir en unas cuantas líneas. Pero una de las cosas que llega fuerte a mi mente es el hecho de cómo las religiones y los dogmas inventados y desarrollados por el hombre han tergiversado el plan divino original.

Hoy, llegó  a mi pensamiento una palabra profética declarada por el profeta Isaías, la cual dice: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno  y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas  y de las tinieblas luz;  que ponen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!» Isa. 5:20. Tengo que decir que hoy por hoy, y por la gracia del Cielo, entiendo con mayor claridad parte de la razón de estas palabras.

Es irónico ver cómo muchos de los que dicen seguir al Dios de Israel y obedecerle, sin querer o queriendo maldicen lo que el Creador bendijo y declaran abolido y rancio lo que Dios declaró sagrado, es decir, especial y separado para Sus propósitos.

Pablo, hablando a parte de la grey sobre la que fue puesto aconseja: «Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados» (Efe. 5:1). Hay verdades poderosas ahí, pero hoy sólo quiero inquietarte con unas pocas preguntas: ¿Buscas continuamente imitar a Dios como un hijo que ama y es fiel a su Padre? ¿Has pensado alguna vez en por qué el sabio Creador del universo bendijo el séptimo día de Su creación, el Shabat (sábado), y no el primer día (domingo)? ¿Tendrá eso algún significado para Aquel que es perfecto y es la Fuente de toda sabiduría?  ¿Se te ha ocurrido meditar en por qué el Mesías tenía como sagrada costumbre y de manera especial ir a estudiar, sanar y a enseñar el día sábado (Luc. 4:16; 13:16)? ¿Te has preguntado alguna vez por qué los gentiles fueron invitados a consagrar el sábado como una forma de servicio y amor al Eterno (Isa. 56:6-7)? ¿Alguna vez has indagado por qué en los tiempos postreros toda la humanidad tendrá que postrarte ante el Creador en adoración cada día de Shabat (Isa. 66:23)? Por cierto ¿Has indagado qué sistema religioso abolió el Shabat y lo cambió para el domingo erigiéndose como juez para cambiar y abolir lo que el Mesías nunca abolió (Mat. 5:17-19)? ¿Te has preguntado por qué el Mesías dijo en Marcos 2:27 «El sábado se hizo para el ser humano…»?

Un día me hice esas y muchas preguntas más y comencé a buscar respuestas serias, bíblicas e históricas y mi vida cambió para bien mío, de mi familia y de muchos que hoy no se conforman y no quieren seguir desechando los mandamientos divinos para seguir aferrados a las tradiciones impuestas por los hombres, tal como está escrito (Marc. 7:6-7).

Quiera el Todopoderoso darte un corazón sensible a Su voz y ayudarte a descubrir con profundidad las palabras de Génesis 2:3 y el plan del Soñador Original.

¡Con mucho respeto, cariño y deseándote superabundantes bendiciones!

Su servidor,

Kenner Ospino M.
@koltorahco

 

Si te interesa profundizar en el tema, da clic aquí y aprende

admin www.koltorah.co ofrece un servicio de enseñanza al pueblo de Di-s, redimido de entre las naciones, en la restauración de las raíces hebreas de la fe bíblica.

Comment(3)

    1. ¡Shalom, Ernesto! Estimado, discúlpeme, y entiendo el afán de muchos en tratar de “santificar” las cosas, pero la palabra “Sábado” es una simple transliteración al idioma español, no necesariamente es porque provenga de algún “dios”. A veces buscamos la quinta pata al gato y nos convertimos en los legalistas con los que el mismo Yeshúa se enfrentaba casi a diario en su ministerio.

      Al final de cuentas, si usted y cualquiera de nosotros hacemos un análisis profundo de cada palabra en español que decimos, encontraremos dioses extraños y hasta a demonios asociados a ellas. Haga la siguiente tarea: busque la etimología de por lo menos 30 de las palabras que más usa a diario en español y va a encontrar que muchas provienen de culturas paganizadas.

      El punto no es la pronunciación de palabras, se tratan de los conceptos que están detrás de ellas. Si conocemos el concepto contenido en una palabra, siempre y cuando no la usemos con el propósito de invocar a un dios pagano, no hay ningún problema.

      Quiero aclarar la prohibición de la Escritura con respecto a la pronunciación o invocación de dioses, tiene que ver con un acto en el cual una persona se desliga del Creador para buscar conscientemente en otro poder o ídolo lo que podría provenir del Verdadero Di-s de la Biblia. Yo podría hacerle una lista de muchas palabras que en la Biblia usaban los siervos del Eterno, los profetas de verdad y otros, sin embargo, no siempre fueron palabras que provenían del idioma hebreo “kadosh”.

      A veces, en vez de edificar a otros nos volvemos fuente de confusión. Se lo digo porque así fui en un comienzo de mi caminar en esta senda y lo que se logra es hacer que muchas personas rechacen la verdad por nuestra actitud.

      Ah, una cosa que he descubierto en los últimos años es que el Eterno conoce todos los idiomas, los sabe traducir, leer y hasta hablar.

      ¡Shalom, amigo! ¡Un abrazo!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes habilitar javascript para ver el captcha aquí.